¿Qué es la terapia cognitivo-conductual (TCC)?

¿Qué es la terapia cognitivo-conductual?

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es un tipo de tratamiento psicoterapéutico que ayuda a las personas a aprender a identificar y cambiar patrones de pensamiento destructivos o perturbadores que tienen una influencia negativa en el comportamiento y las emociones.

La terapia cognitivo-conductual se centra en cambiar los pensamientos negativos automáticos que pueden contribuir y empeorar las dificultades emocionales, la depresión y la ansiedad. Estos pensamientos negativos espontáneos tienen una influencia perjudicial sobre el estado de ánimo.

A través de CBT, estos pensamientos se identifican, desafían y reemplazan con pensamientos más objetivos y realistas.

La TCC es más que identificar patrones de pensamiento; se centra en utilizar una amplia gama de estrategias para ayudar a las personas a superar estos pensamientos. Tales estrategias pueden incluir llevar un diario, juegos de roles, técnicas de relajación y distracciones mentales.

Tipos de terapia cognitivo-conductual

La TCC abarca una variedad de técnicas y enfoques que abordan pensamientos, emociones y comportamientos. Estos pueden variar desde psicoterapias estructuradas hasta materiales de autoayuda. Hay varios tipos específicos de enfoques terapéuticos que involucran la TCC:

  • Terapia cognitiva se centra en identificar y cambiar patrones de pensamiento, respuestas emocionales y comportamientos inexactos o distorsionados.
  • Terapia de conducta dialéctica (DBT) aborda pensamientos y comportamientos al tiempo que incorpora estrategias como la regulación emocional y la atención plena.
  • Terapia multimodal sugiere que los problemas psicológicos deben tratarse abordando siete modalidades diferentes pero interconectadas, que son el comportamiento, el afecto, la sensación, las imágenes, la cognición, los factores interpersonales y las consideraciones farmacológicas / biológicas.
  • Terapia racional emotiva conductual (TREC) implica identificar creencias irracionales, desafiar activamente estas creencias y finalmente aprender a reconocer y cambiar estos patrones de pensamiento.

Si bien cada tipo de terapia cognitivo-conductual tiene un enfoque diferente, todos trabajan para abordar los patrones de pensamiento subyacentes que contribuyen a la angustia psicológica.

Usos

La terapia cognitivo-conductual se puede utilizar eficazmente como un tratamiento a corto plazo centrado en ayudar a las personas con un problema muy específico y enseñarles a concentrarse en los pensamientos y creencias presentes.La TCC se usa para tratar una amplia gama de afecciones que incluyen:

La terapia cognitivo-conductual está muy orientada a objetivos y está enfocada, y el terapeuta desempeña un papel muy activo. Las personas trabajan con su terapeuta para lograr objetivos mutuamente establecidos. El proceso se explica en detalle y las personas a menudo reciben tareas para completar entre sesiones.

Impacto

El concepto subyacente detrás de la TCC es que los pensamientos y los sentimientos juegan un papel fundamental en el comportamiento.Por ejemplo, una persona que pasa mucho tiempo pensando en accidentes de avión, accidentes de pista y otros desastres aéreos puede evitar los viajes aéreos como resultado.

El objetivo de la terapia cognitivo-conductual es enseñar a las personas que, si bien no pueden controlar todos los aspectos del mundo que los rodea, pueden tomar el control de cómo interpretan y manejan las cosas en su entorno.

La terapia cognitivo-conductual se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años entre los consumidores de salud mental y los profesionales del tratamiento. Algunas razones para esto incluyen:

  • Al tomar conciencia de los pensamientos negativos y, a menudo, poco realistas que amortiguan sus sentimientos y estados de ánimo, las personas pueden comenzar a adoptar patrones de pensamiento más saludables.
  • La TCC puede ser una opción de tratamiento eficaz a corto plazo.
  • Puede ayudar a las personas con ciertos tipos de angustia emocional que no requieren medicamentos psicotrópicos.
  • Está respaldado empíricamente y se ha demostrado que ayuda eficazmente a los pacientes a superar una amplia variedad de conductas desadaptativas.
  • A menudo es más asequible que otros tipos de terapia.

Uno de los mayores beneficios de la terapia cognitivo-conductual es que ayuda a los clientes a desarrollar habilidades de afrontamiento que pueden ser útiles tanto ahora como en el futuro.

Estrategias CBT

Las personas a menudo experimentan pensamientos o sentimientos que refuerzan o agravan las creencias erróneas. Tales creencias pueden resultar en comportamientos problemáticos que pueden afectar numerosas áreas de la vida, incluida la familia, las relaciones románticas, el trabajo y la academia.

Identificar pensamientos negativos

Es importante aprender cómo los pensamientos, sentimientos y situaciones pueden contribuir a conductas desadaptativas.El proceso puede ser difícil, especialmente para las personas que luchan con la introspección, pero en última instancia, puede conducir al autodescubrimiento y la comprensión que son una parte esencial del proceso de tratamiento.

Practica nuevas habilidades

Es importante comenzar a practicar nuevas habilidades que luego se pueden poner en práctica en situaciones del mundo real. Por ejemplo, una persona con un trastorno por consumo de sustancias puede comenzar a practicar nuevas habilidades de afrontamiento y ensayar formas de evitar o lidiar con situaciones sociales que podrían desencadenar una recaída.

Fijar metas

El establecimiento de metas puede ser un paso importante en la recuperación de una enfermedad mental y ayudarlo a realizar cambios para mejorar su salud y su vida. Durante la CBT, un terapeuta puede ayudarlo con las habilidades para establecer metas enseñándole cómo identificar su meta, distinguir entre metas a corto y largo plazo, establecer metas SMART (específicas, medibles, alcanzables, relevantes, basadas en el tiempo) y enfocarse tanto en el proceso como en el resultado final.

Problema resuelto

El aprendizaje de habilidades para la resolución de problemas puede ayudarlo a identificar y resolver los problemas que surgen de los factores estresantes de la vida, tanto grandes como pequeños, y reducir el impacto negativo de las enfermedades psicológicas y físicas. La resolución de problemas en CBT a menudo implica cinco pasos: identificar un problema, generar una lista de posibles soluciones, evaluar las fortalezas y debilidades de cada posible solución, elegir una solución para implementar e implementar la solución.

Autocontrol

También conocido como trabajo diario, el autocontrol es una parte importante de la TCC que implica rastrear comportamientos, síntomas o experiencias a lo largo del tiempo y compartirlos con su terapeuta. El autocontrol puede ayudar a brindarle a su terapeuta la información necesaria para brindarle el mejor tratamiento. Por ejemplo, para los trastornos alimentarios, el autocontrol puede implicar llevar un registro de los hábitos alimentarios, así como de los pensamientos o sentimientos que acompañaron al consumo de esa comida o refrigerio.

Progresa gradualmente

En la mayoría de los casos, la TCC es un proceso gradual que ayuda a una persona a dar pasos graduales hacia un cambio de comportamiento. Por ejemplo, alguien con ansiedad social puede comenzar simplemente imaginando situaciones sociales que provocan ansiedad. A continuación, pueden comenzar a practicar conversaciones con amigos, familiares y conocidos.

Al trabajar progresivamente hacia una meta mayor, el proceso parece menos abrumador y las metas más fáciles de lograr.

Peligros potenciales

Hay varios desafíos que las personas pueden enfrentar durante el curso de la terapia cognitivo-conductual.

El cambio puede ser difícil

Inicialmente, algunos pacientes sugieren que si bien reconocen que ciertos pensamientos no son racionales o saludables, el simple hecho de tomar conciencia de estos pensamientos no facilita su alteración.

CBT está muy estructurado

La terapia cognitivo-conductual no tiende a centrarse en las resistencias inconscientes subyacentes al cambio tanto como otros enfoques como la psicoterapia psicoanalítica.A menudo es más adecuado para los clientes que se sienten más cómodos con un enfoque estructurado y centrado en el que el terapeuta a menudo asume un papel de instrucción.

La gente debe estar dispuesta a cambiar

Para que la terapia cognitivo-conductual sea eficaz, el individuo debe estar preparado y dispuesto a dedicar tiempo y esfuerzo a analizar sus pensamientos y sentimientos. Tal autoanálisis y tarea pueden ser difíciles, pero es una excelente manera de aprender más sobre cómo los estados internos impactan el comportamiento externo.

Historia

La TCC surgió durante la década de 1960 y se originó en el trabajo del psiquiatra Aaron Beck, quien señaló que ciertos tipos de pensamiento contribuían a los problemas emocionales. Beck etiquetó estos “pensamientos negativos automáticos” y desarrolló el proceso de la terapia cognitiva.

Donde las terapias conductuales anteriores se habían centrado casi exclusivamente en asociaciones, refuerzos y castigos para modificar la conducta, el enfoque cognitivo abordó cómo los pensamientos y los sentimientos afectan las conductas.

Desde entonces, la TCC se ha convertido en un tratamiento eficaz de primera línea para una amplia gama de trastornos y afecciones.

La TCC es uno de los tipos de terapia más investigados, en parte porque el tratamiento se centra en objetivos muy específicos y los resultados se pueden medir con relativa facilidad.

Una palabra de inteligenciaemocional24.com

La terapia cognitivo-conductual puede ser una opción de tratamiento eficaz para una variedad de problemas psicológicos. Si cree que podría beneficiarse de esta forma de terapia, consulte con su médico y consulte el directorio de terapeutas certificados que ofrece la Asociación Nacional de Terapeutas Cognitivo-Conductual para encontrar un profesional en su área.

Para terminar. estamos agradecidos por su preferencia, al mismo tiempo te sugerimos ingresar las siguientes páginas que están vinculadas al tema leído.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba