Inteligencia Emocional En Niños

Inteligencia emocional niños

Las emociones rigen cada parte de nuestras vidas y de nuestro día a día, el saber controlarlas, dirigirlas, y utilizarlas mediante la persuasión de la inteligencia emocional, esto sin duda alguna nos condescenderá afrontar nuestros días de manera más eficaz.

Los padres jugamos un rol importante para desarrollar la inteligencia emocional en nuestros hijos,  la educación emocional es parte clave de la formación de un niño.

Hay tres cimientos fundamentales que envuelven cada instante de nuestro ser: emoción, pensamiento y acción, de estos es la importancia de profundizar en ese tipo de conocimiento para poder confrontar algunas situaciones, para lograr manejarnos adecuadamente en nuestra sociedad, entonces ¿lo correcto no sería que los más pequeños se motiven o se inicien en esto de la inteligencia emocional? Un ejemplo de esto sería esos niños que tienen poca capacidad para aceptar la frustración, o poca capacidad de aceptar una negativa, pequeños que no respetan a sus semejantes, son niños que a futuro están condenados a una realidad de infelicidad, una realidad de tristeza con el que tendrán que lidiar siendo incapaces de comprender a los demás

Enseña a tu niño a Desarrollar Inteligencia Emocional

Por esto aquí te aconsejamos algunos principios para que introduzcas a tu hijo en este interesante tema de la inteligencia emocional, principios que a ellos les beneficiara para integrarse y desarrollarse

  • Inteligencia emocional para dominar su ira:

    Hasta los seis meses de edad los bebés necesitan primordialmente el afecto y cuidado de sus padres, esto le ayudará a generar confianza y seguridad suficiente para acoplarse a su entorno, explorar y controlar sus miedos. Pero también debemos tener en cuenta que a partir de los seis meses los bebés comienzan a desarrollar la rabia, por esto la importancia de que comiencen a encaminar sus reacciones y poder corregir cualquier mala acción, hay acciones que necesitan ser corregidas desde temprano, pero sobre todo hay que acompañar estos “reclamos” de mensajes que le estimulen al razonamiento y al control de eso que están sintiendo
  • Educar a explorar las emociones básicas:

    a partir de los dos años de edad es favorable el ir induciendo a los niños en el área del reconocimiento de las emociones, pues para este entonces es cuando ellos comienzan a interactuar con los adultos y con otros niños de una manera más abierta o amplia. ¿Cómo puedes ir haciendo esto? Una idea es mostrarle fotografías de rostros, dibujos, indagando que les pasa, preguntando si ellos están tristes o por qué ellos piensan que el otro lo está. Esta es una manera eficiente para que vayan aprendiendo a reconocer sus emociones paso a paso y también sean capaces de reconocer los sentimientos de otras personas, es decir, ir desarrollando empatía.
  • Darle nombre a las emociones:

    a partir de los cinco años sería ideal que los niños ya aprendieran a dar nombre a sus emociones de manera frecuente, ejemplo: “estoy molesto porque no he jugado con la pelota” “estoy feliz porque saldremos de paseo” “tengo miedo de quedarme solo”
  • Instruir para enfrentar las emociones con ejemplos:

    Es normal que los niños en algunos momentos se vean superados por las emociones, como los momentos de rabia que le hacen gritar y golpear cosas. Es obligatorio  que nosotros como padres no reforcemos esa situación, por el contrario al momento en que se tranquiliza debemos enseñarle, por ejemplo, que antes de gritar o golpear es mucho mejor que hable fuerte y claro qué es eso que le molesta para que pueda ser escuchado, el hecho de que aprendan a expresar sus sentimientos desde pequeños les beneficiara a lo largo de sus vidas.
  • Desenvolver su comunicación:

    entablar comunicación con los niños, hacerles peguntas, indagar, razonar, jugar con ellos, ponerles ejemplos, es algo realmente necesario en su educación debemos ayudar consecutivamente el que puedan expresarse, poner siempre en voz alta su opinión y sentimientos, que ellos experimenten el dialogar
  • Educarles la escucha activa:

    Importantísimo que desde pequeños aprendan a guardar silencio mientras otra persona está hablando y no sólo eso, si no aprender a ser escucha activa, de aquí el recomendar hablarles despacio, cara a cara, y siempre al finalizar peguntarles “¿has entendido?” “¿estás de acuerdo con lo que te he dicho?”
  • Indagar en las emociones secundarias:

    a partir de los diez u once años de edad comenzaran a aparecer nuevas emociones secundarias, como quizás, la vergüenza, la ansiedad, el amor, lo importante aquí es que conserves una buena comunicación con tu hijo, que nos permita hablar de estos temas abiertamente para que ellos se sientan seguros.
  • Incentiva al dialogo “democrático”:

    a medida que los niños van creciendo, aparecerán más demandas por parte de ellos, he aquí la importancia que desde pequeños les inculquemos el valor y la importancia de pactar, de dialogar, de llegar a un acuerdo de manera democrática, aquí vale lo que dicen “la familia es ejemplo de la sociedad, y es el mejor campo de aprendizaje”
  • Condescender la expresión de las emociones:

    para promover la inteligencia emocional en niños es necesario que podamos proporcionar a nuestros hijos la confianza adecuada para que expresen en voz alta eso que les preocupa, que les hace felices y también que los hace infelices, el hogar y la escuela serán los primeros espacios donde desarrollaran su vida, si les brindamos la comodidad para que puedan apresar y comunicar lo que sienten, también lo harán al crecer y en todos los contextos.

El aprender a comunicarse, el tener empatía, es sin duda necesario para madurar y alcanzar la capacidad apropiada para integrase correctamente en la sociedad y ser realmente feliz en ella, y está en nosotros brindarles esas oportunidades mediante la educación en la inteligencia emocional.

Todo es cuestión de educarnos nosotros mismos en el tema, para poder ayudarlos y educarlos a ellos en el tema, la inteligencia emocional es hoy en día indispensable para el bienestar de nuestros niños, nosotros enseñamos con el ejemplo, somos la principal fuente de aprendizaje de los más pequeños, nuestro comportamiento siempre tendrá que ir en sintonía con el comportamiento de nuestros hijos,

Artículos Relacionados a Inteligencia Emocional para niños

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba