Inteligencia Emocional en la Pareja

Inteligencia emocional en parejas

Muchas veces no es fácil, muchas veces las emociones tienen demasiado peso y sentimos que nos sobrepasan, envueltos en una realidad que no podemos confrontar. Ninguno de nosotros viene a este mundo con un manual, que nos indique cómo debemos actuar o que debemos hacer en determinados momentos.

Las relaciones de pareja no son tan fáciles a decir verdad, hay que juntar y combinar dos universos en uno solo, para recorrer una misma carretera con armonía y felicidad, pero…y ¿Cómo lo hacemos?, altercados, intereses  diferentes, sentimientos de incomprensión. La inteligencia emocional nos brinda un punto desde el cual poder mejorar y valorar diferentes aspectos de nuestra vida.

Una cosa que si debemos tener clara es que, el puente de una relación no podrá sostenerse de un solo lado, se necesita que ambas personas cooperen para afrontar futuras adversidades.

Prácticas de la Inteligencia Emocional en Parejas

Amar no solo implica querer, también es comprender:

Esta es la base primordial de la inteligencia emocional, el comprender tanto las emociones propias como las ajenas, el saber reconocer en otros sus necesidades. Este tipo de comprensión comienza por uno mismo, si tenemos la capacidad de reconocer nuestras propias emociones (tristeza, miedo, decepción, rabia…) también seremos capaces de identificar las emociones de nuestra pareja.

Sin ningún tipo de miedo puedo afirmar que el conocernos a nosotros mismos es la manera más correcta para comprender a los demás, a la mayoría de nosotros nos motiva el hecho de ser felices,  y ese camino que nos planteamos hacia la felicidad, tendemos a cometer errores, errores en nuestros comportamientos, así que si nosotros fallamos, los demás también pueden hacerlo ¿por qué no? Es lo más natural.

Servir de espejo para nuestra pareja:

Una relación debe ser un recorrido para dos personas prosperen, no solo individualmente sino que prosperen como pareja, ¿Qué significa esto? Que hay que permitir que tu pareja piense diferente, que tenga sus propios pensamientos,  sus propias necesidades y que crezca tanto a nivel personal como a nivel profesional, todo esto dentro de la pareja.

Aquí no hay espacios para prohibir o frustrar, para encerrarnos en una relación donde no exista la libertad, tenemos que ser conscientes  de que una relación emocionalmente inteligente, cada uno debe ser el espejo del otro: “yo te entiendo y te respeto” “yo entiendo y sé lo que sientes…sé lo que necesitas”

No tenemos que buscar cambiar a la pareja a nuestro antojo, debemos ir ensamblando piezas entre ambos para que la relación sea unida y armoniosa bien explica una frase que dice “enamorarse es encontrarse a sí mismo, fuera de sí mismo” y quien la dijo realmente dio en el punto.

Comunicación en la pareja:

Súper importante el colocar en práctica la escucha activa. En muchas ocasiones probablemente nos dirán cosas que realmente no queremos escuchar, pero, a partir de este punto comienza el entendimiento, posiblemente ya has escuchado que la comunicación es importante, y si, en este espacio te lo recordamos, porque es un punto necesario, la comunicación es parte fundamental en la pareja, pues si esta falla, todo lo demás también falla, exponiéndolo así entonces, el aprender a escuchar a tu pareja sin interrumpirle hasta que termine su turno o su momento de palabra, es una pieza esencial.

Toda discusión, toda disconformidad, requiere de una buena plática donde puedan comunicarse los sentimientos, pensamientos, emociones…siempre teniendo en cuenta el verbalizar lo que sentimos en nuestro interior en voz alta “Yo pienso qué…” “Yo siento qué…” “Yo considero qué…” “Lo qué me está pasando es…” Siempre trata de expresarte en primera persona para que tu pareja pueda comprenderte, pero también siempre ponte atento a escuchar a tu pareja

Hay personas que a veces deciden no decir nada de momento hasta llegar a su casa, un lugar que les genera confianza, para poder expresar, comunicar, eso que sienten, piensan y necesitan y eso está bien, no debemos imponerle a nuestra pareja que hable en pleno momento de discusión, la rabia invade a la razón y es mejor dejar pasar algunos minutos u horas  para que las emociones se calmen y poder entablar una conversación desde la serenidad.

Aquellas personas con capacidad en inteligencia emocional, por lo general tienden a establecer reglas al momento de comunicarse, son hábiles para negociar, siempre buscan el momento ideal para poder sentarse y hablar.

Conocimiento sobre nosotros mismos (autoconocimiento) y aceptación de mi pareja:

Para establecer una relación de pareja saludable y prospera, es necesario que primero tengamos conocimiento de nosotros mismos “¿Cuáles son mis límites? ¿Cuáles son mis preocupaciones, mis miedos, mis incertidumbres…?”

Las personas inmaduras emocionalmente hablando son las que más se les dificulta el hecho de construir un lazo con su pareja, son personas que están repletas de dudas, celos, inseguridades… de un montón de situaciones personales no superadas. Es realmente importante que te conozcas a ti mismo, solo así, lograremos comprender y entender a la otra persona, sobre todo, para crear y mantener ese lazo es necesario aceptar a la otra persona,  a tu pareja.

Las descalificaciones de por si no son buenas y mucho menos si son hacía la persona con la que tratas de mantener un vínculo, todos poseemos virtudes y defectos, quizás cierta limitaciones que debemos aprender a aceptar, si amas a alguien realmente, no intentes cambiar su personalidad, deben buscar la manera de crear un ambiente donde ambos se acepten, porque si obligamos o forzamos a que una persona cambie su personalidad lo estaremos llevando al abismo de la infelicidad total.

Sexualidad:

Este punto también forma parte importante en la inteligencia emocional de pareja, pues es necesario conectar con el placer sexual, tanto con nosotros mismos como con la otra persona, debemos aprender a disfrutar, a recibir, pero también debemos aprender a dar placer, esto también te ayudará a aumentar y reforzar tu vínculo, siempre teniendo en cuenta tus propias necesidad y la de tu pareja.

En consecuencia y conclusión el amor es todo un reto, un reto espectacular, pero también es un largo camino que necesita tiempo y conciencia, la inteligencia emocional es perfectamente una guía desde el cual podemos brindar esa armonía que demandan algunos momentos de tensión y de crisis que todos, sin excepción, hemos tenido alguna vez.

Pagina relacionadas a la “Inteligencia Emocional en la Pareja”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba